Pies descalzos

De alguna manera, todos estamos conectados a todos, persona a persona. En esta serie de relatos cortos cada personaje está unido a otro por un momento que experimentaron juntos, por su relación, generando en su conjunto una cadena interminable de relaciones y conexiones que se diluyen, entrelazan y viajan por el tiempo de cada uno en cada nuevo paso.

Vesania

Toda historia que se precie comienza con un boceto mal dibujado. Muchas ideas quedan abandonadas, huérfanas de pluma y mimo (algunas con mucha razón); si queréis reíros, si os gustan las extravagancias, las locuras o lo absurdo, o si la realidad no os ha descabezado todavía y buscáis perder la cabeza entre bocetos de escritor, abrid este cuaderno.

No tan negro

Tengo 16 años y no podía dejar de mirar al médico que tenía delante. Ese día recuerdo que llevaba un pantalón de tela y una camisa de terciopelo que me había regalado mi madre en las últimas navidades. Estaba muy nerviosa, nunca en mi vida había estado en el ginecólogo y mi primera vez iba a ser... inusual: en la habitación éramos ocho.

Juega y escribe con

Los relatos se publican con la fecha de creación, no con la de corrección o día de la  publicación, para así mantener la coherencia temporal del momento en el que fueron creados.
Si quieres saber cuándo se publica un relato, puedes seguirme en Twitter.

Entra y descubre

El bestiario de Petra

Petra es una niña curiosa, con una gran imaginación y espíritu científico que, durante su infancia, se encontró muchas criaturas peculiares y extrañas. Sorprendida, descubrió que los demás no los veían y que los llamaban “amigos imaginarios”; ella temía olvidarlos cuando llegase a adulta, como ellos. Enfadada y para demostrar su existencia, decidió escribir sobre los encuentros y sobre las criaturas que se iba encontrando y así consiguió su peculiar bestiario de “amigos imaginarios”.

Cuentos imperfectos

Colección de cuentos y cuentitos variados que he ido escribiendo en algún momento y que me apetece compartir.

Cosas del domingo

Te despiertas con el sonido angustioso del despertador, es domingo y solo son las seis y media de la mañana. Maldices al mundo y también a aquel medidor de tiempo. Ayer saliste de fiesta y no llevas más de una hora en la cama. Tapas tu cabeza con la almohada e intentas ahogarte para evitar gritar. Desde el primer segundo en el que tus párpados se abrieron sabes que hoy no tendrás un buen día. En un solo día tu vida puede cambiar de forma radical, descubrir que no hacen falta más de 24 horas para que todo tu mundo se desmorone pondría a prueba los nervios de cualquiera.​

Autoría
Todas las historias contenidas en esta web son originales y la autoría pertenece a María Reyes Rocío Pérez.
Se permite la reproducción de los contenidos siempre que se especifique la autoría y se enlace con esta página web.
No se permite la creación de obras derivadas ni su modificación sin consentimiento previo y por escrito de la autora.

Licencia de Creative CommonsEste obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
No confundas lo que un autor escribe en un relato con la opinión que pueda tener sobre el tema.