7. ¿Y si mi nuevo compi es más limpio que yo?

/ abril 26, 2008

Te despediste de las gallinas, jurarías que una te había guiñado el ojo. Te sacudiste el pantalón a la altura de las rodillas, debías estar presentable: habías llegado al pueblo de tu madre. El cielo comenzaba a aclararse cuando recordaste que ya era lunes y, probablemente, deberías estar ya de…

6. Donde estuviese mi cama…

/ abril 16, 2008

Silbas para animarte, las estrellas te acompañan en el cielo mientras acabas recorriendo, a la una de la mañana, la última calle con un bloque de edificios. Más allá la penumbra y la oscuridad serán tus compañeras. Tu ropa parece la de un mendigo y, de hecho, algunas parejas cambian…

5. ¿Cómo hacer para que se fije en mí?

/ abril 9, 2008

Entras en tu solitario hogar y cierras la puerta. Estás solo, quieres estarlo. Tu ánimo está por los suelos: saber que la chica con la que soñabas —en secreto— casarte está con otro te ha destrozado el día —que ese otro sea tu amigo, tampoco es que ayude demasiado—. Con…

4. ¿Sigue siendo tu amigo?

/ abril 6, 2008

Tocan a la puerta de tu casa y sospechas saber quien es. Es una visita demasiado habitual. Abres con la satisfacción dibujada en la cara y sin asegurarte de quién es tu interlocutor le sueltas alguna obscenidad. Cuando, por fin, te dispones a disfrutar de su respuesta y abres los…

3. ¿No tienes nada en la nevera?

/ abril 2, 2008

Te has quedado dormido como siempre en el sofá con la tele, ahora, encendida. Por un casual ves la propaganda de una película que, tal vez, esa tarde te apetezca ver. Son las doce y el reloj de la vecina vuelve a escucharse en todo el vecindario. Media hora tardas…

2. ¿En menos de 10 minutos?

/ marzo 30, 2008

Media hora ha pasado desde el mal trago en el bar y vuelves ya a tu refugio personal —un micropiso de 30 metros cuadrados—. En la puerta finalmente encuentra las llaves en el bolsillo izquierdo del pantalón, tras haber revisado los otros cuatro que tienes encima. Cuatro llaves idénticas unidas…

1. ¿Cómo comprar el pan?

/ marzo 26, 2008

Tiras el despertador de la mesilla para que se calle después de haber intentado apagarlo de la forma correcta unas 10 veces —Comencemos reconociendo que ha sido menos pero, como estás irritado, han sido 10—. Te resignas y te levantas junto con la sábana, que te persigue enredada de forma…